• Página inicial de Amadeus
  • Noticias y eventos
  • Noticias
  • El Aeropuerto Internacional de Hong Kong reinventa el proceso de factu ...

El Aeropuerto Internacional de Hong Kong reinventa el proceso de facturación con la instalación de máquinas portátiles equipadas con la tecnología de Amadeus

Hong Kong International Airport

Los quioscos de check-in de nueva generación, iCUSS, pueden moverse para adaptarse al recorrido de los viajeros, lo que se traduce en un proceso de facturación más rápido y sencillo para los viajeros y un ahorro significativo para el aeropuerto

31/10/2017.
¿Recuerda los tiempos en que solo podía realizar la facturación de su vuelo en el aeropuerto a través de los escasos mostradores de la aerolínea con la que viajaba? Las largas colas son la imagen que recuerdan la mayoría de los viajeros y la pesadilla de los trabajadores del aeropuerto.
 
Hoy día, los viajeros disponen de numerosos métodos de facturación: a través de un ordenador o un dispositivo móvil, en los quioscos de autofacturación o mostradores, o fuera del aeropuerto. Sin embargo, para los aeropuertos esto se traduce en la necesidad de contar con diversos tipos de sistemas y una infraestructura costosa para realizar exactamente la misma tarea.
 
Por este motivo, el Aeropuerto Internacional de Hong Kong (HKIA) y Amadeus anuncian hoy un acuerdo para la implantación de los primeros quioscos portátiles de facturación automática equipados con baterías intercambiables en caliente del mundo, denominados iCUSS, que ofrecen tanto la modalidad de autoservicio como de asistencia completa; toda una revolución para la experiencia de facturación.
Con un volumen de 42,2 millones de pasajeros embarcados durante los primeros siete meses de 2017, el Aeropuerto Internacional de Hong Kong necesita que su proceso de facturación sea lo más eficaz, flexible y eficiente en cuanto a costes posible.
 
Estos versátiles equipos móviles basados en la nube están dotados de la tecnología de uso compartido de Amadeus y pueden instalarse y reubicarse con rapidez para ser usados por los viajeros que deseen realizar la facturación ellos mismos o para que el personal del aeropuerto pueda realizar sus funciones de servicio. Ahora, el aeropuerto puede despedirse de la amalgama de sistemas y de las instalaciones fijas, y brindar mayor libertad y flexibilidad a los pasajeros en su trayecto hasta el aeropuerto y dentro del mismo.
 
Vivian Cheung, Deputy Director, Airport Operations, Airport Authority Hong Kong, comentó: «En vista del creciente volumen de pasajeros y de las limitaciones en materia de infraestructuras a las que debe hacer frente el aeropuerto, necesitamos un método más estable para que la facturación de los pasajeros sea más rápida y pueda realizarse desde cualquier lugar. Asimismo, queremos dar a los viajeros la opción de realizar el check-in cuando y donde más les convenga».
 
Cheung añadió: «Decidimos asociarnos con Amadeus ya que compartimos la misma visión de reinventar el modelo tradicional de facturación. Estamos deseando colaborar con la firma para reducir de forma significativa los tiempos de procesamiento del pasaje, ahorrar recursos de las aerolíneas y liberar espacio en las terminales. Juntos, esperamos trasladar este modelo a otros aeropuertos y establecer nuevos estándares de facturación en la industria aeroportuaria».
 
«Los procesos de facturación en los aeropuertos pueden llegar a ser el aspecto más frustrante y desesperante de un viaje», expresó Sarah Samuel, Head of Airport IT Sales, Asia-Pacific de Amadeus. «Mediante esta colaboración, ofreceremos una tecnología innovadora para mejorar la experiencia de todos los viajeros que pasen por el Aeropuerto Internacional de Hong Kong. Nos satisface enormemente trabajar con un aeropuerto tan innovador y visionario de cara a transformar la experiencia de viaje y mejorar la eficiencia de las operaciones aeroportuarias».
 
Las principales ventajas de los nuevos quioscos son, entre otras:
  • Un proceso de facturación más sencillo y rápido en cualquier aerolínea tanto para los pasajeros como para el personal del aeropuerto: Gracias a la aplicación SmartCheck que utilizan estas máquinas y a su intuitiva interfaz, basada en la tecnología en la nube de uso compartido de Amadeus, el personal del aeropuerto y los viajeros pueden acceder a todas las aerolíneas desde cualquiera de estos quioscos. Todos los pasajeros pueden realizar su facturación, validar sus documentos de viaje, incluidos pasaportes y visados, elegir su asiento e imprimir las etiquetas de equipaje y las tarjetas de embarque desde cualquier máquina. Este hecho, junto con la posibilidad de que los pasajeros autofacturen su equipaje y la validación de documentos de viaje integrada en los quioscos, permite a los aeropuertos reducir en gran medida el tiempo de procesamiento de pasajeros, de modo que los viajeros solo deben realizar dos paradas antes de dirigirse a su terminal: la facturación y la entrega de equipajes.
  • Los quioscos de facturación pueden trasladarse para adaptarse al recorrido de los viajeros: Gracias a sus baterías intercambiables en caliente, su conexión Wi-Fi o 3G/4G y sus resistentes ruedas, tanto los viajeros como el personal del aeropuerto pueden usar estas máquinas en cualquier punto de los más de 850.000 metros cuadrados que ocupan las terminales del Aeropuerto Internacional de Hong Kong. Los quioscos también pueden trasladarse fuera del aeropuerto para facilitar la facturación en estaciones de tren, hoteles, centros de convenciones o cualquier otro lugar desde el que los viajeros se desplacen al aeropuerto. Al ubicar estas máquinas a lo largo del itinerario de los pasajeros, estos disfrutarán de menos colas y de una experiencia más relajada, mientras que los aeropuertos consiguen liberar espacio en las terminales.
  • Un ahorro significativo gracias a las comunicaciones a través de Internet: Dado que estas máquinas portátiles están equipadas con aplicaciones en la nube, se eliminan los cuantiosos costes de red y recursos tanto para el aeropuerto como para las más de cien aerolíneas que operan en él. Tanto si las máquinas se configuran para autoservicio —mediante la aplicación SmartCheck— o para el servicio por parte del personal —mediante la plataforma en la nube Amadeus Airport Common Use Service (ACUS)—, todas las comunicaciones se realizan a través de Internet en vez de mediante las redes aeroportuarias punto a punto tradicionales, que requieren soluciones de infraestructura fijas. Los quioscos de check-in se gestionan y configuran a distancia, lo que proporciona una mejor asistencia a las distintas aerolíneas en función de sus necesidades.